Noticias por mes
Buscar

El reto es volver a los pobres

Ramón Silva Calderón es un ejemplo de ese esfuerzo de las microfinancieras. Los ingresos de este hombre no solo son sostenibles, sino también diversificados. Hace una par de décadas, Ramón quedó desempleado y con una familia que mantener.

Cuenta que no sintió miedo al desempleo, sino que más bien le sirvió de impulso para emprender un negocio. Con los ahorros que había acumulado de su trabajo como mensajero, decidió, junto con su esposa, abrir una pequeña pulpería en el barrio El Paraisito, en Managua. Él quería hacer crecer el negocio, porque los ingresos de la pulpería eran bajos, pero para eso necesitaba capital.