Nuestros Clientes

Financiera FDL ofrece productos y servicios de forma individual o en grupos solidarios en varios sectores.

Compartimos la experiencia y testimonios de algunas personas que son o fueron clientes nuestros en ese momento particular e importante de sus vidas:

José Enrique Castillo

Cliente Sucursal Ciudad Jardín, Managua.

José Enrique Castillo es cliente de Financiera FDL desde hace 10 años. Cuando se acercó a buscar su primer financiamiento su situación económica no era buena. Relata que no tenía ningún negocio y que por el contrario tenía muchas deudas y estaba desesperado por mejorar sus oportunidades.

Con el primer financiamiento logró iniciar una fábrica de utensilios plásticos. Produce vasos, platos, panas y alcancías y distribuye para comerciantes más pequeños y vende al por mayor también.

A lo largo de los años y dada su responsabilidad con el crédito, fue recibiendo más y más préstamos. Hasta iniciar con un segundo negocio;  un taller de torno y mecánica en el que tiene empleadas a más de 10 personas, al igual que en la fábrica.

“Imagínese usted antes ni yo mismo tenía empleo ahora tengo más de 6 empleados en la fábrica, más de 10 empleados en los talleres, entonces, estoy generando empleos, he contribuido en ese sentido”, nos dice satisfecho Don José Enrique, quien con su reciente crédito adquirió tres propiedades donde logró construir las bodegas para sus negocios.


Lucio Acuña

Cliente Sucursal El Cua, Jinotega.

Lucio Acuña, quien tras varios años de financiar su trabajo a través de Financiera FDL, se convirtió en productor de café y ganadero.

"Cuando yo empecé a trabajar rotundamente yo no tenía nada. Los beneficios de FDL es que a mí me ha sabido valorar y siempre que yo le he consultado los créditos, no se me han negado y a través del crédito yo he podido mejorar la finca, he podido sembrar más café, también he podido comprar más terreno y me he convertido en un pequeño comerciante".

Lucio también crece en  ganadería a través de los créditos que le otorga nuestra financiera, con ellos adquirió varias cabezas de ganado y se introdujo a otra rama productiva permitiendo el aumento de sus ingresos. Para este pequeño productor la atención y los bajos intereses de FDL representan lo más valioso para continuar creciendo a través de esta institución.


Marcia Nuñez

Sucursal Ciudad Jardín, Managua.

Marcia Núñez tiene 10 años de ser clienta de Financiera FDL empezó con un préstamo bajo y poco a poco y con mucho esfuerzo fue construyendo su negocio. Una distribuidora de accesorios automotrices en el Mercado Oriental.

Hoy Marcia accede a préstamos de hasta 10 mil dólares en Financiera FDL y ha logrado ampliar su negocio  con el cual garantiza estabilidad laboral a más de 10 personas y a su familia.


José Nicolás Aguirre Alemán

Más de 30 créditos (San Marcos, Carazo)

En el año 1993 José Nicolás Aguirre tenía en el municipio de San Marcos, Carazo, una parcela de tierras en la que cultivaba chayotes. Para ese entonces FDL iniciaba operaciones y le otorgó un crédito de 2,000 córdobas con los que diversificó su parcela, cultivando frijoles, maíz y hortalizas.

Años más tarde también impulsó una distribuidora, que es hoy por hoy una de las más grandes y prósperas de su comunidad. "FDL es mi brazo derecho, le agradezco mucho a la dirección de FDL y a los gerentes a nivel nacional (...) porque ellos me han empujado". Nos dice Don José, quien desde aquel primer préstamo ha recibido 30 más y hoy ya supera el techo de 30 mil dólares.

Para él no hay mejor recompensa que ver los resultados de su esfuerzo luego de tantos años de trabajo y sigue explorando otros rubros de la mano de nuestros programas de financiamiento, porque asegura que la clave es la diversificación.


Maribel Sequeira

18 créditos (Bocana de Paiwás, RACS)

Maribel Sequeira se crió en una finca de la comunidad Bocana de Paiwás en la Región Autónoma del Caribe Sur. Dadas las difíciles condiciones económicas que vivía su familia y la lejanía de la ciudad, apenas pudo concluir la primaria, pero siempre le gustó trabajar y generar sus propios ingresos, así que a los 19 años y con tan solo 700 córdobas inició su pequeño negocio: una abarrotería que suplía a varias comunidades cercanas.

En el año 2005 se entera de los planes de crédito de FDL y realiza la gestión. Con ese primer préstamo agregó a su abarrotería una sección de ropa y calzado que le permitió crecer de manera acelerada.

Con el tiempo y más de 18 préstamos concedidos, también adquirió ganado y tierras y logró consolidar aún más su situación económica y darle mejores oportunidades a su familia, cambiando por completo la realidad en la que había iniciado su vida.

"Nadie va tener la confianza de darme ese préstamo y por eso es que he logrado y he tenido esos terrenos, tengo mi casa que es lo principal. Cuando uno no tiene muchos recursos, no tiene una ayuda cuesta levantarse, pero nada es difícil todo es uno proponerse y seguir adelante y decir, yo puedo hacerlo" aconseja esta esforzada mujer que demostró que la voluntad y el esfuerzo pueden vencer cualquier obstáculo. Su sueño tener a corto plazo una tienda muy grande con el apoyo de Financiera FDL.


Paula Cano

Más de 30 créditos (Managua)

En un tramo del mercado Roberto Huembes se mira y se siente la prosperidad. Coloridos vestuarios, variados estilos de zapatos y artículos diversos hablan del espíritu luchador de su propietaria, la señora Paula Cano, quien desde hace 30 años ha construido poco a poco este negocio del cual depende su familia y la de sus empleados.

Antes era un tramo pequeño que solo comercializaba calzado, pero hace 10 años conoció a FDL e inició a recibir créditos, con los que realizó varias inversiones que impactaron significativamente el crecimiento del mismo. Amplió el tramo y diversificó los productos que ofrecía. "Metimos ropa de niños, productos guatemaltecos y nacionales, y también zapatos de dama, de niños y artículos de temporada", nos explica.

Asegura que el trato amable del personal de Financiera FDL , así como la confianza de incrementar cada vez más su techo crediticio, pasando de 2,500 córdobas el primer crédito a 30 mil dólares en la actualidad, han sido importantes para que ella pueda crecer de manera sólida y constante.